Transpirar mas ¿Hace bajar de peso?

Existen estaciones del año que para algunos pueden considerarse  ocasiones perfectas para hacer ejercicios en casa y bajar unos kilitos demás;  para de cierta forma hacer entrar el cuerpo en calor y perder esa “grasa” del cuerpo a base de la transpiración; sin embargo, la misma puede presentarse de diversas maneras; ya sea por el miedo o el estrés. Se ha dicho desde tiempos inmemorables que la transpiración del cuerpo ayuda a bajar de peso de manera acelerada y eficiente; sin embargo, expertos afirman  que transpirar por estrés o miedo no ayuda en lo absoluto a bajar de peso.

El funcionamiento de nuestro cuerpo al bajar de peso.

El cuerpo humano es un sistema fascinante, la transpiración funciona como mecanismo de enfriamiento una vez el cerebro detecta que el cuerpo está sufriendo un cambio de alta temperatura. Cuando la temperatura del cuerpo aumenta, las glándulas ecrinas deben secretar lo que conocemos como sudor estas lo hacen por medio de las glándulas apocrinas que localizamos en zonas como la ingle y la axila; al sudar cuando nos estamos ejercitando; el cuerpo expulsa vapores, estos vapores generalmente son una mezcla de lo que conocemos como calorías.

El hombre por defecto suele sudar mucho más que la mujer; tal vez por genética o por mantener un cuerpo mucho más voluminoso. El sudor puede depender mucho de la estatura y el peso; una persona delgada tiende a sudar mucho menos que una persona obesa, pero gracias a la transpiración, la persona con obesidad suele perder muchas más calorías y adquirir una mejor forma. La transpiración también depende en gran medida de la edad; siendo los adolescentes lo más propensos a sudar de manera excesiva y las personas con 40 años de edad aquellas que no transpiran con frecuencia (a excepción de las mujeres en etapa de menopausia)

¿Sudar menos no ayudara a bajar de peso?

La transpiración suele ser muy relativa; algunas veces sudar poco no significa estar haciendo un mal trabajo en lo que respecta a ejercicios; simplemente el aire no es acorde a la actividad que se está empleando; por ejemplo, realizar entrenamiento en un gym personal con aire acondicionado limita en cierta forma al cuerpo humano en su necesidad de enfriarse por medio de la transpiración, siendo la temperatura inferior a la generada cuando se queman calorías en un ambiente común; sin embargo, las calorías quemadas son las mismas y el cuerpo mantiene su entrenamiento acorde a la situación.

En caso de no mantener una sudoración en los niveles promedios estando en un ambiente común, es posible que no se estén realizando los ejercicios de manera correcta; en estos casos lo más recomendable es contratar a un entrenador personal que evalué el desempeño realizando actividades físicas y corrija en caso de alguna falla.

La transpiración ayuda en cierta forma a rebajar esos kilitos demás que tanto perturban a una gran población, y uno de los mejores métodos para quemar esas calorías es por medio de la alimentación balanceada y una gran dosis de ejercicios sudorosos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *